Dato 1

Entre el 44 y el 57% de las emisiones de gases de efecto invernadero están asociadas al Sistema Alimentario Agroindustrial globalizado

Dato 2

Un tercio de los alimentos producidos se desperdicia

Dato 3

Aproximadamente una de cada nueve personas en el mundo pasa hambre mientras que casi un tercio de los adolescentes y adultos padecen sobrepeso

Dato 4

España es el país europeo que más plaguicidas utiliza, en 2018 se vendieron 71.987 toneladas, el 20% de todos los plaguicidas de la UE, y un 1,6% más que en 2017

Dato 5

Tres empresas controlan el 60% de las semillas y el 70% de los agroquímicos a nivel mundial, tienen acceso a grandes bancos de información genética de los cultivos

Dato 6

La red campesina emplea menos del 25% de las tierras agrícolas para cultivar alimentos que nutren a más del 70% de la población

Dato 7

Tan solo el 30% de las explotaciones de la Unión Europea están gestionadas por alguna mujer y sus fincas tienen un 50% menos de superficie

Dato 8

Aunque parezca increíble los garbanzos que llegan a los platos de los españoles recorren de media 7.500 km

Dato 9

5 cereales proporcionan el 60% de la energía alimentaria a la población mundial. Solo 14 especies de mamíferos y aves domesticadas proporcionan el 90% de los recursos ganaderos

Dato 10

Con la energía necesaria para fabricar un coche se pueden fabricar entre 70 y 100 bicicletas

Los ejes del proyecto

El proyecto tiene 4 ejes de trabajo y dos pilares transversales.

Es la producción de alimentos cuidando la tierra sin sustancias químicas de síntesis y respetando sus ritmos. Tiene en cuenta todas sus dimensiones: la productiva, la conservación de los recursos naturales y la biodiversidad, la sociocultural, relacionada con la conservación de la cultura agraria tradicional, y la económica y política. Es decir, que la producción agraria ha de ser sostenible y democrática con una relación justa entre producción y consumo.

La Agroecología, como señala la FAO, es la herramienta clave para la transición hacia sistemas alimentarios sostenibles. Es necesario luchar contra el modelo agroindustrial que favorece la concentración de grandes explotaciones en pocas manos, tanto agrícolas como ganaderas, y provoca éxodo a las ciudades.

AGROECOLOGÍA = AGRICULTURA + ECOLOGÍA + SOCIEDAD

Integra:

  • Saberes tradicionales
  • Conocimiento técnico moderno
  • Sustentabilidad ecológica del agroecosistema
  • Igualdad social

La Soberanía Alimentaria se define como el derecho de los pueblos a tener una alimentación adecuada, desde el punto de vista saludable y cultural, obtenida con métodos sostenibles y ecológicos.

Existe un enorme desconocimiento del verdadero impacto, consecuencias y fragilidad del actual sistema alimentario. La industrialización de la alimentación muestra la ruptura de la sociedad con los alimentos y con la tierra de la que provienen.

La soberanía alimentaria es el brazo político de la agroecología. Ser soberanas sobre nuestra alimentación implica decidir qué comemos, cómo se produce y distribuye y garantizar una alimentación de calidad con respeto a las culturas, los recursos y los espacios naturales.

El camino hacia la soberanía alimentaria pasa por:

  • La producción agroecológica.
  • Priorizar el consumo de alimentos locales frescos y de temporada.
  • Facilitar el acceso de tierras al campesinado.
  • Promover la venta directa de productos alimentarios, a través de mercados de productores.

Los ecofeminismos son un diálogo entre el feminismo y el ecologismo y nos recuerdan que nada sucede al margen de la naturaleza porque somos naturaleza; y que habitamos un cuerpo vulnerable, que la vida necesita de cuidados.

Es esencial recomponer los lazos rotos con la naturaleza y entre las personas, por eso los ecofeminismos proponen una transformación profunda de la vida, del consumo y de la producción, teniendo en cuenta los límites. Apuesta por poner la vida en el centro organizándonos con acciones colectivas desde la cooperación y la solidaridad.

Poner en práctica principios del ecofeminismo conlleva que se posibilite una flexibilidad y adaptación de lo que se hace para que todas las personas puedan participar. La horizontalidad y los cuidados son ejes principales en los ecofeminismos que hemos percibido imprescindibles para avanzar hacia un mundo más habitable, hacia vidas dignas de ser vividas.

  • Ecodependientes: nada sucede al margen de la naturaleza, somos naturaleza.
  • Interdependientes: habitamos un cuerpo vulnerable, la vida necesita de cuidados.

La bicicleta es el medio de transporte más eficaz que existe. La bicicleta no es solo deporte, es también movilidad, es cuidados. La bicicleta es autogestión y emancipación.

Además, desplazarse en bicicleta mejora nuestro estado anímico y físico. La bici nos permite tener todos los sentidos despiertos e interactuar con el entorno. Desplazándonos en bicicleta  tomamos consciencia de que el territorio es algo continuo y pasamos de un paisaje a otro a través de transiciones.

La movilidad sostenible tiene beneficios, tanto para el medio ambiente como para la misma persona que pedalea. La bicicleta es una máquina que nos hace grandes, que nos da poder, que nos divierte, que nos mantiene en forma y mejora nuestra salud, que nos lleva y nos trae, que nos reconcilia con la naturaleza de la que somos parte. La bicicleta es una herramienta clave para los ecofeminismos.

La movilidad sostenible se basa en que:

  • Mejora tu estado físico
  • Disminuye el calentamiento global
  • Te saca una sonrisa
  • Libera endorfinas
  • No consume petróleo
  • Haces amistades
  • Tus sentidos se despiertan
  • Te ofrece autonomía
  • Fortalece tu organismo

Concebimos el mundo rural como fuente generadora de conocimiento especialmente en la situación de crisis climática actual, de escasez. Quienes conocen cómo gestionar los recursos naturales son las personas que viven en el mundo rural.

Si es en el mundo rural donde se concentran los recursos naturales, ¿cómo es posible que esté perdiendo población? La inercia del sistema actual está creando desiertos demográficos en las zonas rurales que la agroindustria aprovecha para instalar macrogranjas y sistemas agrícolas industrializados. En las ciudades, al contrario, se concentra la población y la actividad industrial generando desiertos alimentarios que desvinculan las zonas de producción de alimentos de las de consumo.

Para luchar contra la llamada España vaciada es necesario la dignificación del campesinado y de la gente que vive en el mundo rural. Un mundo rural vivo tiene en cuenta tanto el paisaje como el paisanaje.

Un Mundo rural Vivo cuenta con:

  • Servicios
  • Infraestructuras
  • Dignificación campesinado
  • Autonomía de gestión
  • Burocracia adaptada a realidad mundo rural

El consumo es un acto político. Vivimos en una sociedad de consumo, y nuestro carro de la compra es nuestro carro de combate. Con cada euro que ponemos en los productos que adquirimos estamos decidiendo si queremos apoyar a una iniciativa que conserva y cuida el territorio y a sus habitantes o, por el contrario, damos beneficios a grandes empresas que, en muchos casos son explotadoras de recursos y personas. Con nuestro bolsillo podemos apoyar a las pequeñas producciones locales de nuestros entornos rurales, generamos riqueza y asentamos población en el territorio, además de disminuir el impacto ambiental. El consumo consciente y transformador mejora la calidad de vida de las personas y la sostenibilidad ambiental.

Un consumo consciente y transformador se aleja de la idea de que la felicidad radica en la compra continua. Ese consumo compulsivo es insostenible medioambiental y socialmente, genera desigualdades sociales y mercantiliza la vida.

  • Aprender como sociedad a saber buscar qué hay detrás de los productos que nos llegan.
  • Rechazar alimentos kilométricos y que no sean de temporada.
  • Diferenciar entre los productos devastadores de recursos y personas y aquellos que colaboran en asentar población y gestionar los recursos naturales. Y, como consumidores, demandar alimentos sanos, justos y sostenibles.
  • Apoyar el asociacionismo y la generación de redes entre las personas que producen y consumen es un paso fundamental para satisfacer las necesidades de ambas partes.
0

0,00€